Las eliminatorias. No a la sospecha: los jugadores, tajantes