No hay temores

El equipo germano no se siente condicionado por eventuales fallos en su contra y cree que para derrotar a Corea deberá doblegar su esfuerzo
El equipo germano no se siente condicionado por eventuales fallos en su contra y cree que para derrotar a Corea deberá doblegar su esfuerzo
(0)
24 de junio de 2002  

SEOGWIPO, Corea del Sur.– Alemania es consciente de que Corea del Sur, su rival de mañana, a las 8.30, por las semifinales del Mundial, fue bochornosamente favorecido por los arbitrajes durante el certamen. Sin embargo, los futbolistas germanos no mostraron temor respecto de que una posible polémica actuación arbitral se repita y, consecuentemente, se vean afectados.

El arquero alemán Oliver Kahn dijo estar convencido de que el arbitraje será “justo. Si nos anulan un gol, tendremos que mantener la cabeza fría y concentrarnos en convertir otro. A lo sumo, creo que el árbitro puede equivocarse una o dos veces en contra nuestra. Pero sé que el árbitro será imparcial y dirigirá correctamente. El trío arbitral tiene su propia responsabilidad; la nuestra es salir al campo, crear ocasiones de gol y ganar”, señaló uno de los mejores porteros del Mundial.

Asimismo, el entrenador Rudi Völler aseguró que sus dirigidos no se dejarán intimidar y que su principal preocupación es que el plantel “deje de lado los nervios y salga a la cancha con la confianza necesaria”. Sin embargo, la otra inquietud del DT gira alrededor de la lesión de ligamentos en la rodilla derecha que sufre el volante Dietmar Hamann, que podría perderse el match frente a los surcoreanos. Para Kahn, el capitán del conjunto germano, Corea ha demostrado “una sorprendente fortaleza”, sobre una base de futbolistas muy veloces. “Además, a pesar de que no son futbolistas altos, son peligrosos en las pelotas detenidas”, dijo Kahn.

Debido a los innumerables halagos que recibió el arquero por sus muy buenas actuaciones durante el Mundial, Kahn fue categórico: “Ya he pasado por esto: de la cima al llano. Me dejo influir poco por lo que digan de mí. Sé que algún problema me puede acechar en el próximo encuentro. Nunca hay que cometer el error de quedarse en el limbo por esas críticas positivas. Es necesario concentrarse inmediatamente en lo que va a venir”.

Por último, Völler afirmó que para ganarle a Corea su equipo deberá “esforzarse el doble. Además, si queremos ganar debemos mejorar el juego y hacer jugadas nuevas”.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.