Fútbol. No importa el sacrificio si se trata de Boca y River