El lamento de Goltz. "No nos animamos con uno más"