No tiene nada para reprocharse

Francisco Schiavo
(0)
20 de diciembre de 2009  

ABU DHABI.- Estudiantes no debe ni puede sentirse vencido. Es cierto que se le escapó un título que parecía en su bolsillo, pero ésa debe ser la única mueca de amargura: lo cerca que estuvo, casi lo rozó. Después no tendrá nada que reprocharse. Ni los modos ni las formas.

Ahora, con la desilusión en las narices costará reconocerlo. Sólo se advertirá a la distancia, cuando pase el insomnio. Entonces sí se saludará un proceso de continuidad y convicción, respaldado por los buenos resultados hasta ahora, es cierto.

La coherencia no habrá que buscarla aquí, en Abu Dhabi, sino en el mismo momento en el que los dirigentes eligieron a Alejandro Sabella como DT y le despejaron el camino. ¿Por qué? Porque supo inculcarles y transmitirles a los jugadores la idiosincrasia de un club y los sentimientos hacia una camiseta. Emotivo mensaje y sólidos recursos futbolísticos. Basta con ver el ejemplo de ayer. Así, ya no se moverá de ese círculo de privilegiados en el que entró en 2009.

Estudiantes no sólo jugó prestigiosos torneos. Estudiantes volvió a hacerse conocido en el mundo después de 40 años. Estudiantes supo moverse entre las potencias, ya fuera en la Copa Libertadores o en el Mundial de Clubes, sin que le hubiera temblado el pulso. Estudiantes reivindicó a un líder, Juan Sebastián Verón, y la Brujita engalanó al equipo; lo devolvió al seleccionado argentino, pese a que mucha gente no guardaba buenos recuerdos de él. Estudiantes valorizó a Enzo Pérez y a Leandro Benítez. Estudiantes relanzó la carrera de Mauro Boselli? Son tantos los aspectos que pueden atenderse y que, tal vez, pasan inadvertidos por el encandilamiento que provoca un resultado. Sí, un solo resultado.

Tampoco puede quedar a un costado la riqueza que cosechó con su aventura por los Emiratos Arabes. No se habla del dinero, de los cuatro millones de dólares que embolsó por haber llegado a la final, sino de otro tipo de fortuna. Porque el tesoro que se llevó fue incalculable: experiencia. Todos se guardaron una anécdota, una curiosidad, un descubrimiento que les servirá más adelante. Aquellos curtidos en las cuestiones internacionales, los menos, y aquellos que por primera vez salieron del continente americano, sobre todo los más chicos.

Estudiantes dio un vuelco; cruzó un límite y dependerá de su propia fuerza e inteligencia no dar un paso hacia atrás en todo lo que vendrá. Seguramente, sólo caminará hacia el frente, por más que alguna vez un partido esquivo le provoque un gesto de disgusto cuando el mundo parece en sus manos.

fschiavo@lanacion.com.ar

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.