El ascenso. Nueva Chicago se consagró con un estilo distintivo