Un sábado diferente por el 7. Ocho horas a puro fútbol, con matices