Olimpo encontró la felicidad en tiempo de descuento