Olimpo festejó

Con goles de Mena, de penal, y de Clementz, venció por 2-0 a Atlético de Rafaela, que lleva 15 partidos sin triunfos
(0)
29 de febrero de 2004  

RAFAELA, Santa Fe.- Total desilusión. Las esperanzas de toda una ciudad se diluyeron con la derrota de anoche. Los pocos simpatizantes del conjunto local que aún mantenían las ilusiones de ver a su equipo con pretensiones de mantenerse en la primera división se fueron convencidos de que esa premisa se transforma de a poco en una utopía. Olimpo, uno de los cuatro equipos que no había logrado ni un punto en este torneo Clausura, derrotó por 2-0 a Atlético de Rafaela. Euforia inusitada en el festejo del conjunto bahiense y en la treintena de hinchas que viajaron a esta ciudad.

El conjunto local controló el partido desde el arranque. Del Bono, Gandín y Jiménez nutrieron el ataque de Atlético. De esta forma, Piazza pretendió darle mayor presencia, por lo que se vislumbró, desde antes del partido, que Rafaela iba presentarse mucho más ofensivo que su rival.

Olimpo, por su parte, esperó con una línea de cuatro en la defensa, más tres volantes de marca. La pelota pasaba por los pies de los volantes de Atlético, aunque no originaba peligro en el arco que defendió Vivaldo.

Es sabido en el fútbol que por más ofensivo que sea un equipo, eso no garantiza que alcance la ventaja. Es más, la primera situación de peligro de gol fue para Olimpo, con un remate de Leonardo Mas, que Comizzo, en una notable reacción, sacó al córner.

Rafaela tuvo sus oportunidades. Por intermedio de Gandín, primero, y de Jiménez, después, las escasas oportunidades del conjunto local se diluyeron.

En el segundo, Rafaela mostró su mejor imagen en los primeros diez minutos. Contó con un desborde de Araujo, que sacó un remate cruzado que se fue apenas desviado. Y la situación más peligrosa se originó tras un córner: Semino remató al cuerpo de Vivaldo, que evitó el gol.

Rafaela manejó la pelota, pero sin ideas, abusando de la búsqueda de Jiménez, de opaca labor. Con el ingreso de Mendoza, Piazza pretendió jugar con tres delanteros, aunque no dio resultado.

Olimpo seguía ordenado y agazapado. Hasta que a los 29 minutos, Duré superó en velocidad a Bovaglio, que no pudo pararlo y le cometió un penal. Oscar Mena resolvió con certeza a la derecha de Comizzo.

La desesperación invadió el estadio y bajaron los primeros gritos de repudio a Piazza. Para completar una noche nefasta para Atlético, un rafaelino le marcó el segundo tanto. Fernando Clementz avanzó por la izquierda y, a 28 metros del arco, la metió junto al palo izquierdo de Comizzo, que sólo atinó a mirar la pelota.

Pelotazos y centros fueron los recursos desesperados de Rafaela, frente a un Olimpo que se permitió llegar a casi un tercer gol que Comizzo evitó con categoría.

Atlético de Rafaela lleva 15 partidos sin ganar y el de anoche fue el séptimo bajo la conducción de Piazza, con tres derrotas y cuatro empates. Una luz de alerta.

  • Insultaron a Piazza

    Los hinchas locales insultaron a Osvaldo Piazza tras el partido. "Yo no me hago cargo de los 15 partidos sin triunfos, porque yo no estuve en todos esos cotejos. El equipo se formó de la misma forma que lo pedía la gente. No está en mis planes renunciar. Ahora, si perdemos ante River...", confesó anoche el DT.
  • DESPEDIDAS

    Guerra y Sánchez

    Miguel Angel Guerra, a Unión, y Fabricio Sánchez, a Olmedo (Ecuador), son las primeras desvinculaciones de Rafaela en el Clausura.

    EL DATO

    Con River, a las 20.30

    El partido suspendido entre Rafaela y River, de la última fecha del Apertura, se jugará el miércoles, a las 20.30.

    LO NEGATIVO

    Poca concurrencia

    Sólo 5000 hinchas alentaron a Rafaela, la cifra más baja desde que Atlético juega en la primera división.

    EL DEBUT

    Cogliandro, en Chacarita

    Diego Cogliandro, que proviene de Chacarita, debutó anoche en el equipo que dirige Roberto Saporiti. El defensor se desempeña en el lateral izquierdo.

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.