El torneo Clausura. Olimpo ganó y renació de las cenizas