Omar Pérez está molesto y espera su desquite

(0)
26 de enero de 2002  

TANDIL.– El estigma del penal no convalidado ante River lo persigue. El santiagueño Omar Pérez , o Pelado, como lo llaman sus compañeros, confió en su clase, desprevenido de que la mirada fallida de un juez de línea atentaría contra ella. Picó su remate en la serie de penales que definió hace tres días al dueño de la Copa Desafío. Angel Comizzo se tiró hacia su izquierda, la pelota dio en el travesaño y pico milimétricamente más allá de línea de cal, pero no cobraron el gol. River se quedó con el primer superclásico del verano. Boca, con toda la bronca. Y Pérez, con la sed de un rápido ajuste de cuentas.

“Todavía estoy caliente porque la pelota entró. Uno no puede equivocarse así, menos en un Boca-River. Ahora quiero la revancha”, dice.

–¿Y por qué no gritaste el gol?

–Porque pensé que el árbitro lo había cobrado. Todavía no puedo creer que no lo haya visto.

–Si hubieses tenido la oportunidad de ejecutar otra vez el penal, ¿repetirías el modo en que lo hiciste?

–Sí, no hubiese cambiado mi manera de patear. Cuando tiro un penal lo hago con la convicción de que lo voy a convertir. Y el otro día lo hice, la pelota entró; fueron el árbitro y el línea quienes no lo vieron. Eso es para que no digan que los árbitros favorecen a Boca.

–¿Qué balance hacés de los primeros tres encuentros?

–Positivo. El equipo, pese a estar en pleno trabajo de pretemporada, respondió y jugó bastante bien. Le ganamos claramente a Gimnasia, se perdió con Racing, pero hasta que nos expulsaron un jugador fuimos superiores, y a River le teníamos que haber ganado en los 90 minutos porque tuvimos más situaciones de peligro.

–¿Da bronca perder así?

–Claro, más un partido que podía ganarse por tres goles de diferencia. Veremos qué pasa en los dos partidos que restan jugar.

–¿Cómo lo ves a Boca, de cara a las competencias oficiales?

–Va a ser protagonista. Eso es lo que quiere Oscar Tabárez y lo que queremos nosotros. Tenemos un muy buen técnico y un gran plantel para repetir los éxitos que conseguimos con Bianchi. Es cierto que faltan algunos jugadores; ahora también se fue el arquero Oscar Córdoba, pero el equipo quiere seguir ganando títulos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.