La sucesión. Opuestos: pensamientos distintos vuelven a convivir en el seleccionado