Otra táctica: Ruggeri movió el tablero

El DT realizó algunos cambios; ubicó a Guiñazú como volante central y adelantó a Montenegro
(0)
30 de mayo de 2003  

La renovación comenzó en Independiente. En su segundo día como entrenador, Oscar Ruggeri ya le dio varios retoques al equipo que mañana, en Rosario, jugará con Central. "No hay tiempo para perder", había dicho. Y, sin demora, cambió algunas piezas de lugar.

El conjunto de Avellaneda tendrá dos modificaciones respecto del empate sin goles ante Estudiantes, el viernes último, en La Plata. Emanuel Rivas reemplazará a Andrés Silvera, con una distensión en los ligamentos de la rodilla derecha, y Lucas Pusineri, que cumplió la suspensión de una fecha, ingresará por Oscar Bazán.

La rotación de apellidos traerá consigo algunas modificaciones tácticas. Pablo Guiñazú, habitual mediocampista por la izquierda, pasará al centro del campo, mientras que Daniel Montenegro se adelantará unos metros y acompañará a Rivas en la ofensiva. Así, Independiente se alineará con Albil; Serrizuela, Franco, Milito y Brandán; Pusineri, Guiñazú y Ríos; Insúa; Rivas y Montenegro.

El equipo practicó ayer con ese sistema y Ruggeri se retiró bastante conforme, sobre todo con la solidez defensiva. "Si bien no tuve un trato personal, ya conocía al plantel. La posición de Guiñazú ya estaba pensada. Eso sí: hay que atarlo con un soga para que se quede en esa zona", bromeó el entrenador. Los titulares vencieron a los suplentes por 2 a 0, con goles de Montenegro y Ríos.

Uno de los encargados de ordenar al equipo será el capitán Gabriel Milito, con el que Ruggeri mantuvo una extensa conversación. El DT también charló con Montenegro y con Juan José Serrizuela, al que ya conoce desde su paso por San Lorenzo.

"El debut ante Rosario Central no será el más sencillo porque es un buen equipo. Pero lo que más me preocupa es Independiente, porque en estos dos días de trabajo ya me di cuenta de que nos falta equilibrio", dijo Ruggeri, que se lamentó por la ausencia obligada de Silvera: "Junto con Rivas podría integrar la delantera ideal de Independiente".

El buen humor fue constante durante el entrenamiento en el estadio de la doble visera. De a poco, plantel y cuerpo técnico van conociéndose. "Habló mucho con nosotros. Es un ganador y trató de que el equipo recupere ese espíritu", comentó el defensor Hernán Franco.

Con los más chicos

El DT Oscar Ruggeri definirá la semana próxima el trabajo con las divisiones juveniles. La idea es que los entrenadores sean todos ex jugadores de la entidad de Avellaneda. "Se hará una tarea profunda, pero no habrá que pensar en resultados inmediatos", comentó Ruggeri.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.