La TV y el Mundial. Otro paso para que se abra el juego