Palermo recuperó la memoria y volvió a convertir

(0)
30 de septiembre de 2005  

SALTA (De un enviado especial).- "Cuando Martín no hace goles se le viene la moral abajo. Necesito que haga un par de goles. Vamos a ver si el jueves puede...". Las palabras de Alfio Basile tras el triunfo de Boca del último domingo ante Racing, tenían el objetivo de que el N° 9 advirtiera la confianza del DT. Sucede que Martín Palermo no atraviesa un grato momento y cualquier mimo lo podía ayudar.

Por eso, Basile no dudó y decidió que el centrodelantero platense fuese titular contra Cerro Porteño. Y anoche, pese a mostrarse en una versión similar a la de los últimos encuentros -con más voluntad que explosión en el área-, el optimista de gol volvió a marcar luego de tres partidos de sequía. Fue a los 21 minutos del segundo tiempo, cuando remató en soledad, de zurda, tras un preciso centro del lateral izquierdo Juan Angel Krupoviesa.

El desahogo en el festejo no hizo más que revelar la bronca que tenía guardada el N° 9. Es que el último festejo de Palermo había sido en la caída xeneize 2-3 ante San Lorenzo, por la 5a fecha del Apertura. Luego, tres fueron los partidos de sequía: contra Argentinos (6a fecha), Gimnasia (7a) y Racing (8a).

Palermo volvió a jugar en certámenes organizados por la Conmebol luego de cumplir las tres fechas de sanción que le aplicaron por participar de los incidentes en la última Copa Libertadores. Y anoche, el N° 9 sufrió un esguince en el tobillo derecho, pero igual se fue feliz de esta ciudad: "Estoy muy contento por haber vuelto al gol. Fue un desahogo grande. Realmente lo necesitaba".

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?