Para Lunati, la jugada polémica de Schiavi fue "sólo un empujoncito"