Martín Cardetti se entrenó con la reserva. "Para nadie es bueno, pero el que está colgado soy yo"