Pasa el tiempo y los amistosos no aparecen

Cristian Grosso
(0)
27 de enero de 2002  

A 125 días de la ceremonia inaugural de la Copa Corea/Japón, el mundo futbolístico se mueve y por estos días hace particular hincapié en su preparación. Pero la Argentina deambula sin un calendario definido . Aun antes de que se conociera el sorteo del certamen, el previsor Marcelo Bielsa tenía en mente un listado que incluía casi diez naciones europeas -República Checa, Bélgica, Rumania, Escocia, Irlanda, Croacia, Dinamarca y Alemania, entre otras- y algún rival africano para seleccionar de allí los tres o cuatro amistosos que su equipo jugaría antes de comenzar la ilusión mundialista. Pero hasta aquí sólo se ha concretado un partido con el conjunto teutón dirigido por Rudi Voeller, en Stuttgart, el próximo 17 de abril. Y si bien el representativo alemán figuraba en aquella nómina de preferidos por Bielsa, para él no se trataba de la primera opción. ¿Por qué? Porque el DT rosarino pretende probar a la formación albiceleste ante oponentes de características similares a Nigeria, Inglaterra y Suecia, los rivales con los que quedó emparejada en el Grupo F. Y según la estudiosa mirada de Bielsa, Alemania no se presenta como un equivalente a ninguno de los tres.

Con José Pekerman al frente de las negociaciones, ha pasado el tiempo y todos los contactos se perdieron en dilaciones. Así, hasta aquí quedaron en la nada posibles cotejos con Grecia, Dinamarca, Bélgica, Irlanda, Camerún y Noruega. Se dejaron escurrir tantas oportunidades que ahora los plazos apremian y es complicado acordar encuentros porque la mayoría de los seleccionados más competitivos ya ha completado sus agendas. Ojalá esta política de demoras e inacción no invite a manotazos de ahogado que aceleran la concreción de amistosos de segundo orden -como ante Costa Rica y en Buenos Aires, una versión que circuló en los últimos días- que no dejarían réditos deportivos ni económicos.

Los rivales de la Argentina sí cuentan con un programa. Y esto agiganta la sensación de estar entregando ventajas. Inglaterra jugará el próximo 13 de febrero con Holanda, en Amsterdam; luego, el 27 de marzo, recibirá en Leeds a Italia, y también en esta ciudad británica chocará el 17 de abril ante alguien por confirmar. Nigeria, que actualmente participa en la Copa Africana de Naciones, en Mali, donde encabeza el Grupo A tras vencer a Argelia por 1 a 0 y empatar con los locales 0 a 0, mañana se enfrentará con Liberia y, al margen de cómo siga en la competencia, ya tiene acordado jugar con Irlanda, en Dublín, el próximo 16 de mayo. Y queda Suecia, el que más pruebas ha concretado. En Thessaloniki, el 13 de febrero se medirá con Grecia; en Malmoe, el 27 de marzo recibirá a Suiza; en Oslo, el 17 de abril visitará a Noruega; en Solna, el 17 de mayo se enfrentará con un rival por confirmar, y ya en la antesala del Mundial, en Tokio, el 25 de mayo se cruzará con Japón. Ellos no han perdido el tiempo.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.