Passarella preparó el terreno para tomar el mando

En el Monumental, el Káiser se juntó con el actual presidente, José María Aguilar, para fijar la fecha de asunción; "Para nosotros, el tema de las elecciones está terminado", sentenció
Alberto Cantore
(0)
8 de diciembre de 2009  

Con una frase terminante, Daniel Passarella fijó su posición acerca de las sospechas y los cuestionamientos que envolvieron los comicios en River, el sábado pasado, que lo ungieron como nuevo presidente del club. "Para nosotros, el tema de la elección está terminado", sentenció ayer, en una breve e improvisada rueda de prensa en el Monumental.

Mientras el plantel se entrenaba a las órdenes de Leonardo Astrada, la presencia del Káiser llamó la atención, aunque la visita no fue casual. Acompañado por el vicepresidente 1° y apoderado de su lista Diego Turnes y de su abogado Daniel Crespo, se entrevistó con el actual titular de la entidad, José María Aguilar. También participaron de la reunión el vicepresidente 1° y presidente de la Junta Electoral, Domingo Díaz, y el letrado del club Eduardo Galeano. En la charla, empezó a preparar el terreno para asumir cuanto antes. ¿El motivo? Evitar que el pedido que elevó el candidato Rodolfo D´Onofrio ante la Inspección General de Justicia (IGJ) y el fuero civil para que se revise el escrutinio demore su llegada a la presidencia. "Una vez que asuma es más complejo quitarlo del lugar. Además, River transita por una posición incómoda que se agravaría si todo esto se demora. ¿Quién se va a hacer cargo de los refuerzos, del lugar para hacer la pretemporada, si la resolución queda pendiente hasta febrero, cuando termine la feria judicial?", confió un allegado a Passarella.

"El reencuentro fue normal, protocolar. Hablamos de las cosas que tenemos que hablar", deslizó acerca de la charla con Aguilar, a quien fustigó durante su campaña política. Y agregó: "Venimos para encaminar el día de la asunción y estimamos que será entre los próximos dos o tres días". Y no se llevó una promesa vaga de Núñez, ya que las versiones indican que mañana, a las 17, el Káiser tomará el mando para conducir el club por los próximos cuatro años.

A esa hora, el apoderado de la lista N° 2, correspondiente a D´Onofrio, hacía una presentación judicial ante la IGJ para que se recuenten los votos, algo que no sucedió en la madrugada de anteayer, después de las elecciones. Esa acción le permitió a Passarella ensayar una réplica para con su contrincante en la lucha electoral: "La IGJ estuvo acá, controló toda la elección. Lo que denuncian es como si yo me hiciera fraude a mí mismo. La verdad es que todo esto le hace mucho mal a River y los deja como malos perdedores. Para mí, ganamos por muchos más votos". Entonces, ¿qué pasó? Pasarella sólo respondió con una sonrisa. "No quiero decir más nada. Ganamos una batalla impresionante, pero ya está, ya pasó. Les pido disculpas a la gente y al socio si en algún momento me puse nervioso, pero cuando las cosas van más allá de lo normal, cuando te hacen tanto mal y tanto daño, uno no se puede controlar", se justificó Passarella, por algunos comentarios desmedidos que lanzó en la madrugada del domingo.

Los trascendidos dejaron entrever que la IGJ podría citar para mañana a los dos candidatos, Passarella y D´Onofrio, y a los apoderados de las listas para que presencien la apertura de las urnas y el recuento de los votos. Ahí se verificarán las boletas que fueron observadas por tener un tamaño inferior a las aprobadas por la Junta Electoral, ya que según Domingo Díaz las que llevaban la inscripción Frassarella y el N° 6 fueron impugnadas en el acto eleccionario. "La gente de D´Onofrio firmó las actas de la Junta Electoral y, cuando vieron que perdieron, [Andrés] Ballota [apoderado de la lista] elevó una queja a la IGJ. Pero antes, cuando supuestamente habían ganado, firmaron el acta. Así que no me parece que haya un recuento de votos que sirva ahora", fue el descargo que ensayó el Káiser, que desde la misma tarde del domingo se sintió ganador.

El futuro presidente recibió muchísimas llamadas y felicitaciones, entre las que se destacaron las del ex presidente Néstor Kirchner y el actual jefe de gobierno de la ciudad, el ingeniero Mauricio Macri. "No es un hecho menor ser presidente de River; también hablé varias veces con Antonio Caselli [el candidato que terminó en el tercer lugar], pero no arreglamos para que venga a trabajar con nosotros todavía", expresó.

De muy buen talante, Passarella permaneció en el Monumental durante más de una hora y media. Sin dudas, por su expresión, sólo le resta que Aguilar lo ponga en funciones para desarrollar lo que más quiere en la actualidad: conducir los destinos de River.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.