Patronato-Gimnasia La Plata, Copa Liga Profesional: un partido con 45 infracciones y la 'expulsión retro' del ex Boca Leandro Marín

Una imagen y mil palabras: Lautaro Comas, de Patronato, y una patada dolorosa ante Matías García, el volante ofensivo de Gimnasia y Esgrima de la Plata
Una imagen y mil palabras: Lautaro Comas, de Patronato, y una patada dolorosa ante Matías García, el volante ofensivo de Gimnasia y Esgrima de la Plata Crédito: Juan José García / POOL ARGRA
(0)
22 de noviembre de 2020  • 23:10

Patronato y Gimnasia y Esgrima La Plata empataron 0-0 el estadio Presbítero Bartolomé Grella, en Paraná, un partido de la jornada 4 de la Copa Liga Profesional. El encuentro correspondió a la Zona 6, que lidera Vélez con 8 puntos. De juego, poco y nada: sobraron las infracciones (45), con 21 del local y 24 del Lobo. Y uno de los protagonistas de la noche fue Leandro Marín, a quien expulsaron a los 32 minutos del primer tiempo por una violenta patada a Eric Ramírez.

En el torneo, Patronato venía de perder ante Vélez por 1-0 mientras que el Lobo había caído ante Huracán por 3-2. Patronato sigue sin puntos en la tabla de posiciones, mientras que Gimnasia cuenta con 5 unidades.

En el primer tiempo casi no generaron situaciones de riesgo. Gimnasia tuvo la gran oportunidad en un mano a mano de Carbonero, que tras gambetear al arquero definió con un remate al palo derecho. El delantero platense había recibido un pase filtrado de Eric Ramírez muy bueno. Sucedió a los 9 minutos y parecía que podría ser el comienzo de una continuidad superadora, pero no.

Lo mejor del partido

Patronato, de por sí, tiene dificultades ofensivas. Lo más peligroso que pudo generar terminó en una polémica que el árbitro Pablo Echavarría no observó: de un lateral para Junior Arias, hubo mano de Harrison Mancilla. Era penal para el equipo de Paraná, pero Echavarría no lo vio y el juez de línea de pareció estar tapado.

Maximiliano Coronel, defensor titular en Gimnasia, aguanta a Germán Rivero, que ingresó en el segundo tiempo
Maximiliano Coronel, defensor titular en Gimnasia, aguanta a Germán Rivero, que ingresó en el segundo tiempo Crédito: Dolores Ripol/ Pool ARGRA

En la acción que sí acertó Echavarría fue en la roja directa a Leandro Marín. El ex lateral derecho de Boca, que en Patronato suele jugar más en la posición de primer central, fue con violencia sobre los gemelos de Eric Ramírez y lo derribó. El juez le mostró enseguida la tarjeta para la expulsión.

El patadón de Marín

La expulsión de Leandro Marín hizo recordar una que sufrió como jugador de Boca en Mar del Plata, ante Racing. En aquella oportunidad, la infracción fue sobre Ricardo Centurión. El wing estaba desequilibrando a toda la defensa xeneize y Marín terminó dando una patada con más impotencia que reacción. Fue en enero de 2015, encuentro que la Academia ganaba por 2-1. Tanto aquella roja como la de este domingo fueron en el primer tiempo. En Mar del Plata iban apenas 28 minutos de juego.

Patada 'vintage': la infracción similar a Centurión

En aquél momento, el Tribunal de Disciplina de la AFA sancionó a Leandro Marín con tres partidos por la dura infracción que le cometió a Ricardo Centurión durante el amistoso de verano ante Racing. Marín, que luego le pidió disculpas a Centurión, fue imprudentemente y de manera inmediata recibió la tarjeta roja. Cristian Erbes, también expulsado durante el clásico de verano con Racing, recibió un encuentro de sanción.

Gimnasia jugó 64 minutos con un futbolista más, pero no lo hizo pesar en el juego ni en las situaciones de riesgo. El Lobo jugó mejor cuando estuvo 11 vs. 11. Después se fue diluyendo con el transcurso del encuentro. Sobre el final, Germán Rivero se perdió un gol con el arco vacío para Patronato, se resbaló antes de patear. Una muestra de lo chato que fue el partido en el que dominaron las infracciones. En total se cometieron 45. De juego, poco y nada.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.