Punto de vista. Pekerman es un desobediente