Pellegrini está más cerca de quedarse en San Lorenzo

Tras una reunión con Guil, el presidente electo, crecieron las posibilidades de que siga en el club
(0)
20 de diciembre de 2001  

La ilusión por lograr un título internacional postergada hasta mañana dio paso a la urgencia de otros temas. En realidad, hay uno solo: la continuidad del chileno Manuel Pellegrini al frente del plantel de San Lorenzo, un asunto que está por definirse y que podría tener un desenlace positivo para la entidad azulgrana.

En las últimas horas, hubo varias conversaciones entre Alberto Guil, el presidente electo, y Luis Incera, abogado y amigo del DT. Y desde ambos sectores se emitieron señales positivas.

"Estamos avanzando a grandes pasos para llegar a un acuerdo. Los nuevos directivos están haciendo un gran esfuerzo para que Pellegrini se quede y eso es muy valorable", le indicó a LA NACION Incera, que es la persona que está realizando a cabo las conversaciones con la nueva conducción del club.

Y admitió que ayer se comunicó varias veces telefónicamente con Guil y luego, por la noche, hubo una reunión con la intención de analizar la forma de cumplir las condiciones necesarias para que el ingeniero chileno pueda completar su contrato, que finaliza en junio de 2002.

La cuestión económica resultará determinante para resolver la situación. San Lorenzo le adeuda a Pellegrini una suma cercana a los 350.000 dólares, además de haber incumplido en otros aspectos que el entrenador considera fundamentales.

"¿Plazos? Esto seguramente se definirá en las próximas horas. No se va a dilatar más que eso; ya sea por el arreglo o por la desvinculación", aclaró el abogado. Y agregó: "Los nuevos dirigentes están haciendo un esfuerzo enorme como para que dejen todo en la nada a último momento. Lo que debe quedar claro es que acá no hay cosas que acordar, sino cosas que cumplir. Pero soy optimista".

Las mismas sensaciones favorables había ayer en el plantel azulgrana. "En mi opinión, estoy seguro de que Pellegrini seguirá como técnico de San Lorenzo en un ciento por ciento", afirmó Leo Rodríguez, uno de los referentes del plantel y que ya fue dirigido por el ingeniero en la Universidad de Chile.

"Pellegrini me dijo que tuvo una reunión muy positiva con el nuevo presidente, y si le cancelan una deuda y ciertos requisitos de contrato, se queda con nosotros", confió Rodríguez.

Las gestiones para intentar que Pellegrini se quede incluyen también al presidente saliente Fernando Miele. Al menos así lo confirmó Incera. "Fernando Miele se comunicó conmigo en dos oportunidades para hacerme saber que él también quiere que Pellegrini se quede. Y me señaló que, si existe alguna deuda moral con él que le impide continuar en el club, que lo libera de ella, con tal de que todo pueda seguir bien", comentó el abogado.

Entonces, lo que hasta ahora parecía una partida casi inevitable días atrás, hoy parece encontrar la solución para que la fórmula exitosa entre San Lorenzo y Pellegrini continúe, al menos, por seis meses más. Todo dependerá del esfuerzo de los dirigentes.

Hasta fines de 2002

Mientras por estas horas se definirá la continuidad de Manuel Pellegrini en el club del Bajo Flores, el presidente electo, Alberto Guil, apuesta no sólo a retener al chileno hasta junio de 2002, sino que le ofrecerá un contrato hasta fines del año próximo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.