Perdió Ferro: sorpresa en Caballito

Argentino de Rosario, último en los promedios, le ganó por 3 a 0; Atlanta volvió a la zona de descenso directo
(0)
11 de mayo de 2003  

Ferro cayó sorpresivamente en su estadio con el débil Argentino de Rosario, último en la tabla de los promedios por el descenso, por 3 a 0 y dejó escapar una gran oportunidad para retomar la punta de la Zona A y quedar cerca del ascenso directo a la B Nacional. Los goles del ganador fueron marcados por Jorge García, Pablo Vázquez y el arquero Cristian Campestrini, de penal.

Sportivo Italiano, que igualó 2 a 2 con San Telmo en la cancha de Estudiantes de Buenos Aires, le sacó un punto más de ventaja al equipo de Caballito y sigue como líder. Javier Ojeda, de penal, y Julio Caldiero marcaron los goles del puntero, y Sergio Filomena y Andrés Bogado anotaron para San Telmo.

  • Zona B: en Vicente López, Platense y Atlanta igualaron 1 a 1. El empate resultó demasiado para el equipo visitante, que, de no haber contado con la gran actuación de su arquero, Darío Barrera, y de la fortuna (tres remates de Platense dieron en los palos), habría perdido con justicia. Lucas Ferreiro, de penal, puso en ventaja a Atlanta, y Alfredo Grelak igualó para Platense.
  • Esta igualdad dejó a Atlanta otra vez en la zona de descenso directo. El grueso de la hinchada de Atlanta no presenció el partido, porque los cinco ómnibus que transportaban a casi 300 hinchas fueron detenidos por la policía cuando salieron de Villa Crespo.

    No hubo incidentes, pero en el segundo tiempo una parte de la hinchada de Platense entonó cantos antisemitas; el hecho, que no duró más de 30 segundos, no fue advertido por el árbitro Alejandro Castro, y los gritos se acallaron enseguida por una orden interna de la barra local.

  • Zona C: hubo cambio de puntero. Deportivo Morón le ganó, como visitante, a Talleres de Remedios de Escalada por 3 a 0, y aprovechó la inesperada caida de Laferrére, en su estadio, frente a Tristán Suárez, por 1 a 0.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.