Pese a la sanción de la FIFA, Luis Suárez estuvo más que presente en el Maracaná

La estrella siguió a su seleccionado desde Uruguay, pero sus compañeros y los hinchas lo recordaron con mucho afecto: "El lugar de Luis Suárez, intacto", tuiteó la selección
Jeremías Prevosti
(0)
28 de junio de 2014  • 20:52

RÍO DE JANEIRO (De un enviado especial).- Es una imagen que suele repetirse en el Mundial Brasil 2014. Una cámara de televisión, un periodista y muchos hinchas que intentan asomarse en la pantalla de los televisores, mientras el estadio Maracaná sirve de fondo. Algo impacta a simple ojo. No son los típicos fanáticos pintados o con pelucas. Sus rostros están cubiertos por máscaras gigantes. Son las de Luis Suárez, que muestra los dientes. Aclaración: no está mordiendo, sino sonriendo. También su nombre está en las banderas, en las remeras y hasta pintado en las peras de algunos hinchas. Luis Suárez no está, pero está.

A 48 horas de la dura suspensión de la FIFA para el delantero uruguayo, la selección charrúa se enfrentaba a Colombia, por los octavos de final del Mundial Brasil 2014. Suárez debió abandonar la concentración -también por pedido de los organizadores- y siguió la derrota de su equipo desde Montevideo. Sin embargo, y en un emotivo acto, sus compañeros y los hinchas presentes en el estadio lo recordaron de diversas maneras, aunque no alcanzó como motivación.

Pesó mucho la ausencia de Suárez, pero que no es excusa. Colombia fue más (Godín)

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) comenzó en Twitter con las referencias para su gran estrella. "Vestuario del Maracaná. El lugar de Luis Suárez, intacto. ¡Vamos Uruguay!", escribió el community manager junto con una foto en la que se veía la camiseta del 9 junto a la de sus compañeros. "Lucho con nosotros. Lucho is with us. Lucho avec nous. Lucho con noi", tuiteó Edinson Cavani, para Brasil y hacia todo el mundo, con otra imagen.

En los alrededores del estadio y en las tribunas, los hinchas colombianos, que doblegaron en cantidad a los uruguayos, hacían sonar su nuevo hit: "Borom bom bom, el que no salta es uruguayo y mordedor". Pero desde el minuto uno se sintió ese famoso rugir charrúa: "Olé, olé, olé, olé, Suárez, Suárez", gritaban como un grito de guerra. Antes y durante el partido.

Las banderas también flamearon por el ídolo, que no podrá jugar por nueve partidos con la camiseta de la selección y durante cuatro meses en cualquier competencia o evento que esté relacionado con el fútbol. "Suárez, Dios hará justicia por ti", rezaba uno de los trapos en las plateas bajas del Maracaná. "Yo soy Luis Suárez" y "FIFA, acá estamos" eran otros de los mensajes uruguayos.

¿Qué pasó con las máscaras? Algunos hinchas aseguraron que los stewards, agentes de seguridad de FIFA, les obligaron a tirar las caretas de Suárez. "Pregunté y me dijeron que era una orden de la FIFA. Llame a tres policías que están en la vuelta y en un principio me dijeron que no me la podían sacar porque era de papel. Pero después volvieron y me dijeron que nadie podía entrar caretas de nadie", relató una mujer al diario El País, de Uruguay. Sin embargo, canchallena.com habló con al menos cinco personas que no tuvieron problemas y lucieron sus máscaras con orgullo. "No hay problema, está todo bien. Tranquilo", agregó un seguridad.

Uruguay no pudo hacer otro Maracanazo y se despidió del Mundial ante Colombia. La pregunta sobrevolaba por el ambiente: ¿qué hubiese pasado si jugaba Suárez? Él estuvo, pero no estuvo.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.