Por la gloria

Senegal y Turquía, las grandes sorpresas, buscarán hoy, desde las 8.30, en Osaka, un lugar en las semifinales
Senegal y Turquía, las grandes sorpresas, buscarán hoy, desde las 8.30, en Osaka, un lugar en las semifinales
(0)
22 de junio de 2002  

OSAKA, Japón (De nuestros enviados especiales).- Los dos ya salvaron el honor y tienen asegurado un regreso auspicioso, porque cumplieron una actuación tan digna como para acomodarse en el grupo de los ocho elegidos. Claro que eso no quita que sean indiferentes a la hazaña de la gloria, tentación que cuando se siente cercana no amedrenta ni a quienes parecían menos habilitados para conquistarla. En eso están Turquía y Senegal, contendientes del cruce de los cuartos de final más inesperado de la programación.

Pensar que una de las previsiones premundialistas le reservaba un lugar a la Argentina en este partido. Sin embargo, hoy, a las 8.30, en esta ciudad, dos equipos intentarán agigantar una campaña que, por lo buena, ya es histórica para ambos.

Será un choque con muchas peculiaridades, a partir de dos equipos habituados a ocupar un espacio más relegado en el concierto internacional. Por lo pronto, se tratará del primer cotejo por los cuartos de final de un Mundial que reúne a dos conjuntos que profesan la religión musulmana. Pero esto no significa que en cuestiones más terrenales, como el fútbol, no se saquen algunas chispas. Por lo menos así ocurrió en el terreno de las declaraciones previas.

"Nuestros jugadores han hecho historia, pero eso ya pasó. Ahora jugaremos para el futuro. Le ganaremos a Senegal y llegaremos a la final", expresó el DT de Turquía, Senol Günes, que antes de la cita de Oriente era muy resistido por la prensa de su país. Los turcos ya superaron el noveno puesto de su único precedente, en Suiza ´54.

Esta manifestación de suficiencia no cayó del todo bien en la concentración de Senegal, donde las esposas y novias de los jugadores ocupan un piso inferior al plantel; las mujeres llegaron hasta Oriente con los gastos costeados por el auspiciante telefónico Alize. Formados los grupos familiares, la niña Shanon, de 2 años, hija del arquero Sylva, se convirtió en la mascota del seleccionado. En cuanto a la molestia africana por cierta subestimación turca, el que tomó la palabra fue el entrenador, el francés Bruno Metsu: "Nos denigraron. Ya están hablando de enfrentar a Brasil o Inglaterra en las semifinales. De alguna manera, me están ahorrando el trabajo de despertarles el orgullo a mis jugadores".

Cumplidas las suspensiones, en Senegal pueden reaparecer el volante Fadiga -quizás el único enganche clásico que queda en el Mundial- y Diao. Convertido en el mejor seleccionado debutante de la historia, si pasa la barrera de Turquía será el país africano en llegar más lejos en un Mundial, por encima de los cuartos de final a los que accedió Camerún en Italia ´90.

Un adversario extra surgió para Senegal con el desgaste y las presiones de la alta competencia, a las cuales se sumó el asedio de la prensa. "Los jugadores tienen que tomarse las cosas con calma, ya se nota una fatiga mental. Nunca vivimos una situación así", expresó Metsu, que ayer suspendió un entrenamiento para que sus muchachos se relajaran. El debilitamiento físico también preocupa a Turquía, que con respecto a su rival tuvo dos días menos de reposo desde la definición de los octavos de final.

Un apunte risueño de este cotejo inédito es que el plantel de Turquía es cada vez menos requerido aquí por el periodismo de su país. La causa es común a la Argentina: la aguda crisis económica de esta nación de Europa oriental. Desde el comienzo del Mundial hubo 50 periodistas turcos pero, debido a los escasos recursos -y probablemente a la escasa confianza que despertaba el equipo-, el contingente se fue achicando progresivamente. En Miyagi, por los octavos de final ante Japón, quedaban 26 cronistas; ahora son 18 y, si el conjunto avanza a las semifinales, resistirán 14.

Sin un claro favorito, el partido enfrenta a dos perfiles opuestos: el estilo duro, cerrado y calculador de los turcos, contra el juego más espontáneo y explosivo de Senegal. Por caminos diferentes, ambos buscan el mismo portal de la historia...

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.