El torneo Clausura. Por un error fatal