Porto se queda con la supercopa con una conquista de Farías