Porto y La Coruña, sin ventajas

(0)
22 de abril de 2004  

OPORTO, Portugal (EFE).- Aburridos, temerosos, plenos de precauciones, faltos de imaginación para buscar el resultado con determinación. Si en un partido los dos equipos muestran estas condiciones, es lógico que el resultado sea una igualdad sin tantos. Pues eso fue lo que ocurrió en el match que ayer disputaron Porto y La Coruña, en el encuentro de ida de la semifinal de la Liga de Campeones.

Fue todo lo contrario a lo que habían mostrado anteayer Monaco y Chelsea (3-1 para los franceses) en la otra semifinal. Lo de los portugueses y gallegos fue un partido anodino, con pocas llegadas a los arcos, sin emociones. Una decepción, en síntesis, para el público que colmó el estadio O Dragao.

Lo cierto es que la semifinal quedó abierta tras el 0-0, sin la sensación de que un equipo haya salido beneficiado. La Coruña tendrá la ventaja de definir en su estadio el 4 del mes próximo, donde se suele hacer fuerte de local (allí venció a Milan por 4 a 0 en los cuartos de final). Sin embargo, un empate con goles le daría el pase a la final a Porto, el único de los cuatro semifinalistas que ya conquistó este título.

  • Desailly, en peligro. El francés Marcel Desailly, de Chelsea, podría ser suspendido mañana por el comité de disciplina de la UEFA, a causa de un codazo que le propinó a Fernando Morientes, de Monaco, durante el segundo tiempo del partido de anteayer. La acción no fue captada por el árbitro, pero sí por las cámaras de televisión.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.