Postales de una noche especial

Solemnidad, glamour, música y presencia real -Rania, de Jordania, recibió un premio- ambientaron la gala en la que el astro mayor fue Messi
(0)
22 de diciembre de 2009  

ZURICH.- En una puerta destinada para la prensa, un ejército de periodistas espera la autorización para ingresar en la segunda versión de la gala de la FIFA. Se debe aguardar que Joseph Blatter termine con uno de los tantos y cortos mensajes que lanzó durante toda la ceremonia. Bueno, es que en realidad fueron dos. ¿Cómo? Sí, los presentadores Pedro Pinto, de CNN Internacional, y Charlotte Jackson, de Sky Sports, dieron comienzo a la fiesta dos veces, como estaba previsto, pues la primera parte estuvo destinada a resaltar las bondades del fútbol chino para la transmisión que iba únicamente a Oriente.

El presidente de la FIFA se dirigió a la audiencia con un balance del año para dar paso al primer galardón de la noche: el Premio al Desarrollo de la FIFA. Y fue el secretario general, Jérôme Valcke, el encargado de entregar la distinción a la Asociación de Fútbol de China, por su labor en los programas de fútbol base. Sin dudas, uno se encontraba en ese lugar donde se juegan muchos partidos sin arcos ni pelota.

La capacidad del Kongresshaus Zürich quedó reducida. No sobró ninguno de los sillones dispuestos para los invitados de honor. Y los cuatro escalones del balcón destinado para la prensa quedaron atestados de cronistas. La gala congregó a dirigentes de todo el planeta, representantes políticos, técnicos y jugadores que se destacaron durante el año y algunos que no tanto, leyendas de la cancha de otros tiempos, astros de hoy y medios de todas las latitudes. Además de Messi y su familia, la presencia argentina la aportaron Julio Grondona, acompañado por su esposa, Sergio Marchi y Carlos Pandolfi, de Futbolistas Argentinos Agremiados.

La cantante italiana Laura Pausini, ganadora del premio Grammy este año, puso dos veces su toque musical en la entrega de los premios. Los candidatos a la corona mundial compartieron un sofá puesto en escena para charlar con Pedro Pinto, y a algunos se les notaron los nervios. Quizá los haya pasado por encima ese escenario de luces y efectos espaciales que se dispuso a su alrededor.

En un momento de la ceremonia, la oficial, el presidente de la FIFA despidió con cierta rapidez a la emocionada futbolista brasileña Marta (ganadora en el rubro femenino) y se quedó en el escenario para entregar la Distinción Presidencial de la FIFA 2009, que este año recayó en la Reina de Jordania, Rania Al Abdullah, por su compromiso con la campaña 1GOL-Educación para Todos. Su majestad, agradecida por el reconocimiento, aprovechó para animar a los presentes a continuar con el proyecto. Claro que en ese momento se hizo sentir el murmullo de los futbolistas, fascinados con la belleza real. En la foto final, con todos los ganadores, la reina se ubicó delante de Cristiano Ronaldo, considerado por sus pares y los enviados europeos el "fachero", el "metrosexual", el "chico de oro". Al fin, intercambiaron sonrisas.

Cerca del final, una escena se repitió: hombres de seguridad y muchas personas de traje oscuro y camisa celeste -la ropa característica de los empleados de la FIFA-, casi simétricamente ordenados, fueron cada vez más visibles. Sobre los cortinados grises hicieron de contención sobre los invitados. En el cierre y entre los aplausos, The Harlem Gospel Singers entonó un Happy Day de despedida mientras todos los premiados de la noche rodeaban a Lionel Messi. El público se puso de pie para ovacionar a la constelación de futbolistas reunida en el escenario y celebró así el fin de fiesta a una noche que permitió vivir una experiencia que va más allá de una gala.

  • El mismo podio que en el premio de France Football

    Por lejos, Lionel Messi fue el jugador más votado del FIFA World Player. Detrás se encolumnaron Cristiano Ronaldo (Real Madrid) y Xavi Hernández (Barcelona), los mismos tres futbolistas que encabezaron la votación del Balón de Oro de France Football.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.