Postergación: los juegos detrás de la pelota

Por seguridad hubo un pedido para que Central-River y Boca-Newell’s no se midieran el mismo día; ello derivó en un sinfín de negociaciones; los más beneficiados, curiosamente, fueron xeneizes y millonarios
Christian Leblebidjian
(0)
24 de abril de 2004  

En realidad, para el que sólo observa el resultado del cambio, no hay nada para analizar. La 12a fecha del torneo Clausura, que se iba a jugar entre el martes y el miércoles próximo, se postergará un par de días y se disputará entre el jueves 29 del actual y el domingo 2 de mayo. Sin embargo, las desprolijidades no dejan de sorprender. Detrás del cambio de fechas y horarios hay intereses en juego, esos que van más allá de los límites que conoce la pelota.

  • ¿Cómo nació la postergación?
  • La policía de la provincia de Santa Fe le pidió al Comité de Seguridad que Central v. River (en Rosario) y Boca v. Newell’s (en la Bombonera) no jueguen el mismo día.

  • ¿Cuál fue el motivo?
  • El peligro de que se crucen las hinchadas en la ruta. Hace cuatro días, exactamente, se cumplió un año del gravísimo enfrentamiento entre simpatizantes de Newell’s y de River en la Panamericana, 400 metros antes del peaje de Lima, donde hubo que lamentar dos muertes.

  • ¿Cuál fue la primera propuesta del Comité de Seguridad?
  • Que Boca o River pasen su partido para el jueves. Pero ninguno (en principio) aceptó, porque, de esa forma, darían ventajas físicas y Boca tendría que jugar jueves-domingo-martes, sumado al compromiso por la Copa Libertadores. "No nos dejaron jugar el sábado 1° de mayo por el Día del Trabajador y ahora nos querían hacer jugar tres partidos en seis días...", comentó José Beraldi, dirigente del departamento de fútbol de Boca.

  • ¿Qué pasó finalmente?
  • Separaron los partidos con un día de diferencia. Boca v. Newell’s irá el jueves y Central v. River, el viernes.

  • ¿Qué explicación dio la policía santafecina?
  • "El lunes se le solicitó al Comité de Seguridad el cambio de fecha de uno de los dos partidos para que no se crucen las hinchadas en la ruta 9. Eso fue lo único. Después, algo pasó para que se suspendiera toda la fecha. No sé. Ahora estamos conformes con el cambio porque si sucede algo es porque fue claramente programado. Nos favorece, pero no era lo que habíamos pedido nosotros", explicó Jorge Haro, jefe de Operaciones de la Unidad Regional N° 2 de la policía de Santa Fe.

  • ¿Cuáles son las dudas que generó la información?
  • ¿Cuánto tiempo hace que estaban programados estos partidos entre semana? ¿La policía no podía haber reaccionado antes? ¿Quién resolvió el fixture del Clausura, que vuelve a proponer, un año después, el cruce Central v. River y Boca v. Newell’s el mismo día? ¿Por qué la policía no puede prevenir los enfrentamientos en la ruta?

  • ¿Esto produce alguna alteración en el calendario de la AFA?
  • Sí, el Clausura terminará el 27 de junio, siete días más tarde de lo programado inicialmente.

  • ¿Hubo otros antecedentes en el Clausura 2004?
  • Sí, la postergación de Chacarita v. Boca, porque la policía bonaerense recibió informes sobre el posible enfrentamiento de las hinchadas en San Martín.

  • ¿Qué cambios produjo la reprogramación en los equipos?
  • En River se modificó la planificación del viaje a México. Irá a Torreón el sábado, donde el miércoles se enfrentará con Santos Laguna, por los octavos de final de la Libertadores.

    En Boca, Carlos Bianchi tenía pensado frente a Estudiantes dejar a Tevez, a Rodríguez y a Cagna en el banco de los suplentes, pero al jugar el jueves, los futbolistas tendrán un día más de recuperación hasta el compromiso con Newell’s y no tendrá que jugar el domingo.

    Además, ambos no tendrán que disputar el superclásico en medio de la definición de los octavos de final.

  • ¿Qué otra alteración hubo?
  • Anoche, a las 20.40, Boca solicitó otro cambio: jugar el jueves en lugar del domingo. Y la AFA le dio el gusto. ¿Qué más? Para los apostadores, la aclaración: Lotería Nacional informó que se anuló el concurso de Prode N° 1330.

    Entre tantos cambios y reprogramaciones, hasta los hinchas se marearon.

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.