Promedios: el juego de las diferencias entre la AFA y la Superliga

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
Alejandro Casar González
(0)
21 de febrero de 2019  • 23:59

El debate había nacido en enero del año pasado, cuando desde la AFA presidida por Claudio Chiqui Tapia se hablaba de "un fútbol sin promedios para 2021". Un año después, su comité ejecutivo resolvió que en las categorías de ascenso se descienda por sumatoria de puntos en el año. Adiós al viejo sistema ideado por Julio Grondona . Entender por qué en la AFA se quitan los promedios y en la Superliga no se quitan es entender cómo funciona el poder en cada una de las dos entidades.

A principios del año pasado, la Superliga abrió un debate informal sobre los promedios. Y no lo continuó. ¿La razón? Nadie quiere tocar el sistema de descensos. Y los que más puntos tienen acumulados son sus más acérrimos defensores. Cuatro de los cinco clubes con mejor colchón de puntos son clubes de gran convocatoria: Boca (1º), Racing (2º), River (4º) e Independiente (5º). Entre ellos se cuela Defensa y Justicia (3º). Para muchos, el promedio funciona como un reaseguro para evitar perder la categoría. Pese a que River e Independiente cayeron a la B Nacional con el sistema actual.

Desde aquel debate de 2018 hasta hoy, ningún club puso en la agenda la reforma del sistema de promedios. El tema, además, tampoco figuró en ninguna reunión de comité ejecutivo. Ni siquiera de la llamada mesa chica. Todo hace pensar que a la Superliga, autárquica como es, no le hará ni cosquillas la decisión de la AFA de quitar de un plumazo los promedios para la próxima temporada.

Si bien la relación entre Mariano Elizondo (presidente de la Superliga) y su par de la AFA (Claudio Tapia) es fluida, las reuniones de comité ejecutivo de unos y otros son muy distintas. En la Superliga, por ejemplo, están representados todos los clubes. En la AFA, en cambio, el nuevo estatuto restringió la representatividad en función de las categorías. El ascenso, que tiene al presidente Tapia, puede imponer sus iniciativas con facilidad.

En las oficinas de Puerto Madero están al tanto de las decisiones que se toman en Viamonte. Hay clubes de Primera que apoyaron en el Comité Ejecutivo de la AFA la iniciativa promovida por el ascenso. Eso no implica que la medida se extrapole. Es apenas otro ejemplo del fútbol argentino modelo 2019: dos entidades (AFA y Superliga) que manejan sus torneos con reglas y formatos diferentes.

A ningún dirigente de Primera puede escaparle las razones por las que la AFA adelantó su plan de "un fútbol sin promedios" para 2019 cuando estaba pensado recién para 2022. Entre enero de 2018 y febrero de 2019 pasaron cosas. Entre ellas, Barracas Central (el equipo del presidente Claudio Tapia), Acassuso y Estudiantes de Buenos Aires (entre otros) animan el torneo de la B Metropolitana. Si ascienden, les esperará un torneo en el que les bastará una campaña aceptable para mantener la categoría. Con promedios, la historia hubiera sido más complicada.

Algo parecido sucede con los torneos cortos: la clase media y media baja de la Superliga pide con insistencia su regreso. Entienden que de esa manera serían más competitivos. Ahora, con 25 fechas todos contra todos, a los equipos con planteles más cortos y billetera más austera se les hace complicado pelear hasta el final. Defensa y Justicia parece ser la excepción que justifica la regla. Un eventual regreso de Apertura y Clausura se tratará en la próxima semana en la reunión de comité de la Superliga. Si en el tema de los promedios la mayoría absoluta opta por mantenerlos, en cuanto a los torneos cortos no existe unanimidad. Pero sí un lento y paulatino encolumnamiento detrás de la iniciativa por parte de algunos clubes, que bien podrían conseguir una mayoría propia en las próximas semanas.

Para que los promedios desaparezcan en la Superliga se necesita un acuerdo político que hoy no existe. Los más poderosos están conformes con su permanencia "por los siglos de los siglos". Haga lo que haga la AFA, y aunque el sentido común diga que se trate de un sistema perverso que termina favoreciendo a los clubes más poderosos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.