Prueba en Africa

En Casablanca, a las 18, la Argentina formará con futbolistas que se desempeñan en el exterior para enfrentarse con Marruecos, subcampeón continental
(0)
28 de abril de 2004  

CASABLANCA, Marruecos (Especial).- Un vuelo de sólo una hora y media separó a la delegación argentina, concentrada desde el domingo último en Madrid, de esta ciudad africana. A última hora de ayer, la selección argentina cruzó el mar Mediterráneo porque esta tarde, desde las 18 de nuestro país, jugará un amistoso con Marruecos. Una buena prueba ante un adversario respetable, que al entrenador Marcelo Bielsa y a varios futbolistas les servirá para calibrar la formación que, nada menos que frente a Brasil, reanudará el próximo 2 de junio la marcha por las eliminatorias sudamericanas.

El plantel argentino realizó ayer dos prácticas a puertas cerradas en el predio Las Rozas, en Madrid, antes de viajar a Marruecos. El entrenador no ofreció precisiones sobre la alineación, pero habría varias sustituciones con relación a la última formación que venció por 1 a 0 a Ecuador, en el estadio Monumental. Por ejemplo, jugarían Facundo Quiroga, Esteban Cambiasso y Santiago Solari, valores que forman parte de la base de Bielsa, pero que habitualmente no son titulares. El esquema volvería al histórico 3-3-1-3, con Andrés D´Alessandro en la conducción y, así, Riquelme quedaría relegado al banco de suplentes. Además, Zanetti y Kily González regresarían tras no ser cedidos por Internazionale en aquel cotejo con los ecuatorianos.

Marruecos desborda de ilusión. Es que el próximo 15 de mayo la FIFA eligirá entre este país o Sudáfrica quién albergará la Copa del Mundo de 2010. Ambos están por delante de las menos consistentes candidaturas de Egipto, Túnez y Libia. "Esta es una gran oportunidad para que nosotros mostremos nuestras habilidades en el juego y en organizar grandes acontecimientos", señaló Mohammed Jeffal, vocero de la Federación marroquí de fútbol.

Y agregó: "Marruecos es un rival atractivo para enfrentar, somos el equipo N° 2 de Africa y ésa es la razón por la que la Argentina aceptó el amistoso." Y aquí habría que agregar los 920.000 dólares que recibirá la AFA por llevar su mejor producto a Casablanca. Hoy, en la noche africana -con 15 o 16 grados-, se esperan alrededor de 70.000 espectadores en el estadio Mohammed V.

Después de no clasificarse para el Mundial de Corea-Japón 2002, el conjunto marroquí renació desde la conducción de Ezzaki Badou -ex arquero de la selección que llegó a los octavos de final en la Copa de México 86- y en febrero último alcanzó la final de la Copa de Africa, donde cayó por 2 a 1 ante Túnez. Igualmente, los bautizados Leones del Atlas fueron considerados héroes y recibieron las condecoraciones del rey Mohamed VI.

Esta confiable selección africana es liderada por el defensor Noureddine Naybet, de Deportivo La Coruña, bien acompañado por varios jóvenes que hasta hace unos meses eran desconocidos y hoy resuenan en Europa, principalmente en la Liga francesa: el defensor Morouane Chamakh (Bordeaux), el delantero Jaouad Zairi (Sochaux) y el volante Youssef Hadji (Bastia).

El principal cambio con respecto a la formación subcampeona de Africa estará en el arco: no fue convocado el habitual titular, Fuhami, y su lugar lo ocupará Nadir Lamyaghri, de WAC de Casablanca, uno de los cinco futbolistas citados del fútbol marroquí, ya que los 19 restantes se desempeñan en campeonatos del extranjero. Un signo más de su atendible jerarquía.

Por tercera vez en la historia

CASABLANCA, Marruecos (Especial).- Por tercera vez en su historia la Argentina jugará en Africa. La primera visita al continente negro fue el 13 de mayo de 1995, con Daniel Passarella como DT, cuando en Johannesburgo empató 1 a 1 con Sudáfrica. La segunda excursión llegó mucho más acá en el tiempo, el 30 de abril de 2003, con Bielsa en la conducción, cuando la Argentina derrotó por 3 a 1 a Libia, en Trípoli. Ahora será el turno de Marruecos, un rival que registra un antecedente en el historial con el seleccionado albiceleste: el 20 de abril de 1994, en Salta, cuando aquel conjunto de Basile, con Diego Maradona, se impuso por 3 a 1.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.