"¡Qué dolor de ojos!". La bronca de los directivos de Independiente por el nivel del equipo

La instrucción de Beccacece para Sánchez Miño; los hinchas de Independiente estallaron contra el equipo
La instrucción de Beccacece para Sánchez Miño; los hinchas de Independiente estallaron contra el equipo Fuente: FotoBAIRES
Rodolfo Chisleanschi
(0)
27 de septiembre de 2019  • 12:02

"¡Madre mía, qué dolor de ojos!". "¡Qué feo fue esto, por favor!". Los pocos directivos y allegados de Independiente que se acercaron al estadio de Quilmes a presenciar el encuentro de octavos de final de Copa Argentina ante Defensa y Justicia (1-0) iban saliendo del palco oficial y no podían ocultar ni el disgusto ni el desconcierto. El Rojo acababa de meterse por primera vez en su historia en los cuartos de final de un torneo que siempre le ha resultado esquivo, pero la sensación era agridulce. En realidad, bastante más "agri" que "dulce".

Desde las tribunas bajaba la misma mezcla de sabores. Algunos cánticos y aplausos desde la popular, mayoría sensible de silbidos reprobatorios e insultos desde todos los rincones. Tal es así, que en la foto del cheque por pasar de ronda, Martín Benítez tuvo que levantar el ánimo de sus compañeros, también conscientes del pésimo partido realizado: "¡Vamos que ganamos! ¡Que digan lo que quieran!", arengó el misionero con insulto final.

La bronca de los hinchas del Rojo con el plantel - Crédito: @AvellanedaReal

00:39
Video

Contra la idea generalizada de que ganar es lo único que vale, hinchas, dirigentes, periodistas y hasta algunos jugadores dieron esta vez muestra de que la forma también importa. El Rey de Copas pasó en cinco días dos pruebas difíciles. Venció a Atlético en Tucumán y superó a Defensa y Justicia para seguir adelante en Copa Argentina, pero su rendimiento fue de mal en peor y las consecuencias las padece Sebastián Beccacece, un técnico que cantó victoria en los partidos que necesitaba para mantenerse a flote y, sin embargo, está más cuestionado que nunca.

"No jugamos bien y ganamos siendo superados por el rival". El entrenador rosarino cambió en esta ocasión el discurso esbozado en el Jardín de la República. El sábado había sostenido que su equipo había triunfado por "haber hecho bien las cosas que teníamos que hacer", frase incomprensible de acuerdo a lo visto en la cancha. Esta vez se acercó más a la realidad, porque en Quilmes las cosas fueron aún peores.

Silva marcó el gol de la victoria para Independiente - Fuente: TyC Sports

01:16
Video

La estadística señala que, igual que en Tucumán, Independiente efectuó un único disparo al arco, el del gol. Pero en este caso ni siquiera es cierto: el tanto llegó por un centro de Domingo Blanco que apenas peinó Gastón Silva y despistó a Unsaín. No hubo remates, prácticamente no hubo llegadas, tampoco juego coordinado, y ni siquiera una defensa sólida. En las últimas dos acciones del partido, cuando Defensa y Justicia llevaba varios minutos con un hombre menos, merodeó dos veces el empate.

"Partido complicado, a pesar de no jugar bien", escribió en su cuenta de Instagram el capitán Martín Campaña, otra vez el mejor de los suyos en el campo y el más sensato en el análisis. Mientras Benítez y Silva apelaron de manera más o menos velada a la importancia del "ganar como sea", el arquero uruguayo sintonizó mejor con la incredulidad y el enojo que se había apoderado de las tribunas, un ambiente que se prolongaría en las puertas del vestuario.

A Independiente le costó mucho pero pudo superar a Defensa y Justicia - Fuente: TyC Sports

00:58
Video

Héctor "Yoyo" Maldonado, secretario general del club, enarcaba las cejas y esbozaba apenas una sonrisa. Hablaba poco. Los que pasaban le palmeaban la espalda en un gesto más parecido al consuelo que a la felicitación. El clima era de derrota, pese al 1-0 a favor, y a ese clima tuvo que referirse Beccacece: "Está enrarecido y eso condiciona la forma de juego, los chicos sienten eso de que el técnico se va. Nosotros vamos a trabajar hasta que la dirigencia lo diga", señaló el técnico en medio de rumores de todo tipo. "Ya que nos metimos en cuartos de final, quizás lo mejor sería aprovechar el tiempo y preparar lo que viene con otro técnico", deslizó una voz en la zona mixta.

Los próximos cuatro días volverán a ser vitales para el destino de un entrenador que fue una apuesta de riesgo, que llegó precedido de su gran campaña en Defensa y Justicia, pero que parece haber agotado demasiado pronto su crédito.

En las 72 horas que restan para el partido ante Talleres por la Superliga, Beccacece deberá decidir si una vez cumplida la sanción disciplinaria interna que se le impuso regresa Pablo Pérez, quizás el único futbolista con condiciones para devolverle algo de sentido al deshilachado rendimiento del equipo. También habrá que ver si recupera a Nicolás Domingo, el jugador más querido por los hinchas, también apartado de las convocatorias. De lo que determine el hombre de las largas caminatas por el área técnica, pero sobre todo de lo que se vea en la cancha, incluso por encima de los resultados, dependerá la continuación de esta historia.

En pleno debate por la creación de una secretaría futbolística -con Daniel Montenegro como máximo candidato para encabezarla-, Independiente navega sin rumbo fijo. Los dirigentes se llenan de dudas, el entrenador se siente desamparado, los futbolistas hacen llamados desesperados a la unidad, los hinchas maldicen y se quejan, y ya ni siquiera las victorias alcanzan para apagar el fuego. "Hay que encontrar la tranquilidad para jugar como lo veníamos haciendo", señaló Beccacece en medio del tumulto de la noche en Quilmes. Lograrlo en semejante contexto sería sin duda el más sonado de sus éxitos.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.