Opinión. Que no se defina el futuro por este 4-1