Racing le ganó 1 a 0 a San Martín de San Juan y se fue feliz de vacaciones

Argentina Superliga
  • 1
Racing Club

Racing Club

  • Lisandro López
  • 0
San Martín de San Juan

San Martín de San Juan

Nicolás Zuberman
(0)
9 de diciembre de 2018  • 14:07

Racing arrancará el 2019 en lo más alto de la tabla de posiciones por la victoria frente a San Martín de San Juan por 1 a 0 por la fecha 15 de la Superliga . Lo hará a seis puntos de distancia de sus perseguidores. En una tabla llena de asteriscos por las suspensiones y las postergaciones, la Academia le sacó seis puntos a Defensa y Justicia (un partido menos), ocho a Atlético Tucumán (un partido menos), nueve a Huracán (dos partidos menos) y doce a Boca (dos partidos menos). A ese pelotón se puede sumar Vélez si hoy vence a Patronato en Entre Ríos. Ese es el valor que tiene el triunfo sufrido que consiguió ante San Martín de San Juan para cerrar el año. Eso se festejó anoche en Avellaneda.

Racing se va puntero de vacaciones
Racing se va puntero de vacaciones Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

La manera más gráfica para terminar este muy buen 2019 para Racing era la de ayer: 1 a 0, con gol de Lisandro López. Esa es la fórmula que lo llevó a la punta del campeonato. Un año atrás, la Academia terminaba el 2018 con un entrenador interino después de la salida de Diego Cocca, con un plantel dividido y un futuro borroso. Las llegadas de Eduardo Coudet como entrenador y Diego Milito como secretario técnico cambiaron el humor del club: fue el equipo más goleador del año y el que más puntos sumó.

El gol de Lisandro López para darle el triunfo a Racing por 1 a 0

No brilló anoche. Tuvo que sufrir para conseguir los tres puntos, sobre todo porque en el segundo tiempo bajó mucho su rendimiento. El paraguayo Pablo Alvarenga obligó a los centrales locales y por momentos San Martín empujó contra el arco de Racing. Cerca del final, los nervios se hicieron carne: Javier García, con la mano detrás de la espalda como si fuera un pase de faja en el básquet, salvó lo que hubiera sido el empate sanjuanino. Hubo otros centros que también generaron zozobra hasta el último intento pero el arco de García resistió.

A los 34 minutos, cuando el cero empezaba a pesar en el Cilindro de Avellaneda, Lisandro puso la cabeza para marcar el camino a la victoria. Racing ya había hecho méritos para ponerse en ventaja pero Jonathan Cristaldo erró un gol increíble, Matías Zaracho había desperdiciado dos chances claras y Luis Ardente había respondido bien ante los cabezazos de Licha y de Alejandro Donatti. Se sabe que cuando las situaciones se acumulan pero el resultado no cambia el nerviosismo aparece en escena. Justo cuando empezaba a flotar esa sensación en el aire de Avellaneda, el capitán la diluyó al aprovechar un error del arquero sanjuanino.

El delantero, que en marzo cumplirá 36 años, es el estandarte de este Racing que cierra el año en lo más alto de la Superliga. Es el goleador del campeonato, junto a Emmanuel Gigliotti, con 12 gritos. Pero además Licha es mucho más que goles: es el contagio que genera que el líder del equipo recupere una pelota en el córner propio y es la astucia para cuidar la pelota o generar una falta en la mitad de la cancha cuando se necesita que el reloj corra. La perlita de anoche fue cuando promediaba el segundo tiempo: recuperó en la mitad de la cancha y tiró un caño de pisada hacia adelante.

Pero el capitán es además el motor de la ilusión de la Academia. Mientras hacia el duelo por la derrota en el Monumental por la Copa Libertadores, fugó hacia adelante: le impuso al grupo la obligación de pelear hasta el final este campeonato en una conferencia de prensa y también adentro del vestuario. Al partido siguiente, ante Rosario Central, también marcó de cabeza el tanto que puso a Racing en ventaja. Ese domingo tomó la punta y no la soltó más.

A partir de ahí, entre el ídolo y los hinchas se empezó a generar una conexión especial que es la que tira del carro del puntero. Después de una temporada en la que tuvo algunos problemas físicos y estuvo lejos de su mejor nivel futbolístico, López apareció en plenitud. Jugó 14 de los 15 partidos como titular y fue el mejor jugador de la Academia a lo largo de este semestre. Por eso decidió renovar el contrato hasta junio de 2019. Cuando se anunció que estiraba el vínculo con el club, Lisandro repitió lo que ya se sabe: su obsesión por dar la vuelta olímpica con el club que lo formó. "Hasta el final de mi carrera voy a perseguir el sueño de ser campeón con Racing", dijo. Ahora sabe que está a solo once partidos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.