Racing consiguió lo que más de la mitad no pudo