El torneo Clausura. Racing dejó pasar una oportunidad para sentirse algo más aliviado