Racing no para: ahora, el "Fantasma de la B" está en caída libre