Racing será el campeón

Por Rubén Díaz (*)
(0)
10 de diciembre de 2001  

Es cierto: el resultado de ayer no fue el mejor, pero a Racing, pese a que no jugó bien, le vi las cosas que lo llevaron arriba: puso ganas, corrió, mostró voluntad siempre. Faltó el gol, pero la entrega no decayó nunca.

Al equipo le va a ser difícil ganar, como viene ocurriendo últimamente, pero también va a ser difícil que le ganen. Y eso es vital en este punto del campeonato y con la diferencia que todavía lleva en la punta.

Obviamente, ganar hubiera sido ideal, pero el punto que se sacó no es tan malo. Pese a que ganó River, la ventaja la tiene Racing. Son tres puntos faltando sólo dos fechas y eso pesa mucho.

¿Qué fue lo que le pasó ayer a Racing? Pienso que, a lo mejor, le pesó un poco la responsabilidad. Los jugadores salieron a jugar sabiendo que River ya ganaba 3 a 0 a los diez minutos. Encima, la cosa se presentó complicada, no encontraban el camino para llegar al gol, y con todo eso es lógico que entre a jugar la desesperación. En esos casos, la presión interna del jugador es superior a la normal y aparecen con más frecuencia los errores.

Creo que si hubiesen hecho un gol, o incluso si lo hubieran recibido, el partido habría sido otro. Pero Banfield, al final, tampoco quiso arriesgar. Y la responsabilidad la tenía Racing.

De todos modos, yo no tengo ninguna duda: Racing va a ser el campeón. Mantiene las ganas y la sed de triunfo. Algunas veces juega mejor que otras, pero hay que tener en cuenta que en ciertas ocasiones el rival no lo deja hacer lo suyo.

Pienso que lo que ocurrió hoy (por ayer) no va a influir negativamente en el ánimo del equipo. Todo lo contrario: los jugadores van a salir con más ganas el domingo que viene ante Lanús. También hay que tener cuidado, porque así como lo fue Banfield, también Lanús es peligroso ante un grande. Ellos le van a ir a jugar al futuro campeón y eso motiva más. Derrotar a Racing es tonificante y más para ellos, después de la goleada que sufrieron con River.

La próxima fecha será la decisiva. Ojo, que donde River pierda un puntito, Racing se le hará inalcanzable. Y ellos también van a sentir la presión. No es que tenga sangre celeste y blanca , pero Racing es número puesto para el título . Lo puedo firmar ya: no se lo van a quitar.

(*) Ex jugador de Racing

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.