Racing vio la luz en la recta final