Racing vive la fiesta que estuvo esperando durante 35 años

En el último paso, el equipo de Merlo igualó con Vélez 1 a 1 y aventajó a River
(0)
28 de diciembre de 2001  

Y el sueño, al fin, se hizo realidad. Tras 35 años de luchas y frustraciones, un grande del fútbol argentino volvió a gritar campeón: en medio de una fiesta multitudinaria, que recorrió todo el país, Racing Club se consagró campeón en el torneo Apertura 2001.

Fiel a la consigna de su conductor, Reinaldo Carlos Merlo, necesitó dar hasta el último paso para llegar al gran objetivo: en Liniers, con un empate 1 a 1 sufrido y peleado hasta lo último consiguió el punto necesario para aventajar a River, su perseguidor, que goleó a Central por 6 a 1 en el Monumental.

Así, 12.821 días después de su última vuelta olímpica, en 1966, volvió al tan ansiado festejo. Y lo consiguió con un equipo caracterizado más por su entrega y convicción que por sus individualidades, aunque al final terminaron destacándose hombres como Campagnuolo y Bastía. En los partidos clave, cuando tuvo que aparecer, allí estuvo la solidez del conjunto, apuntalado por un público extraordinario. Sumó 42 puntos, con 12 victorias, 6 empates y una sola derrota. Y concretó la gran ilusión.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.