El torneo Apertura. Racing y el arte de ganar, pero sin convencer