La desilusión del riojano. Ramón Díaz: "Estaba confiado en que era el momento"