Real Madrid aplastó al Espanyol 6-0 con un show de Cristiano Ronaldo, que marcó cinco goles