Recibió una piña, le ofreció la camiseta y casi todo se sale de control en un tenso Riestra-Aldosivi