Riquelme tiene en carpeta a dos entrenadores con los que tocó la gloria

Con un amplio respaldo de los socios en la votación, Román Riquelme tomará las principales decisiones relativas al fútbol.
Con un amplio respaldo de los socios en la votación, Román Riquelme tomará las principales decisiones relativas al fútbol. Crédito: Daniel Jayo
Franco Tossi
(0)
10 de diciembre de 2019  • 00:57

Lo que era una tendencia muy marcada finalmente se hizo realidad. La fórmula conformada por Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini arrasó en las elecciones ganando por más de veinte puntos. Y nadie es necio: la pelota estuvo en los pies de Juan Román Riquelme por su postulación y, gracias a los socios, terminó la jugada con un remate al ángulo, como en sus más recordados tiros libres.

Él será el foco a partir de ahora, más allá de que el que más va a gestionar, lógicamente, será el nuevo presidente. Los hinchas valoran que se haya metido en un barro en el que puede terminar muy manchado. Porque, acaso, ¿qué es lo que más reclaman desde la tribuna? Volver a levantar la Copa Libertadores. Él fue uno de los integrantes del plantel que obtuvo la sexta y -por ahora- última de la historia del club, en 2007. No alcanzó un bicampeonato local (2016-2017 y 2017-2018), haber llegado a dos semifinales de Libertadores (2016 y 2019) y dos finales (2012 y 2018). La Copa es la obsesión. Y confían en que su ídolo sea el camino.

Porque él será el fútbol de Boca, la cara visible de toda la estructura, desde la primera división hasta las inferiores, haciéndose cargo del departamento en general. Y para eso, armó un equipo de exfutbolistas muy identificados con la camiseta azul y oro para que aporten su experiencia a la causa. Aún no se sabe con exactitud los cargos que ocuparán: "Eso lo va a definir Román a partir del viernes. Primero se armarán las comisiones", le aseguró a la nacion una persona cercana a la nueva gestión.

De todas maneras, ya aparecen fuertes rumores que ubican a Jorge Bermúdez en el puesto de director deportivo, lo que significaría una probable salida de Nicolás Burdisso, al que todavía le resta un año de contrato, pero no seguiría. Además, según le confiaron a este diario mucho antes del resultado electoral, no habría un importante feeling entre el '10' y el exzaguero.

Miguel Ángel Russo es el favorito de Riquelme para asumir la dirección técnica de Boca; con él, el excapitán ganó la Copa Libertadores en 2007.
Miguel Ángel Russo es el favorito de Riquelme para asumir la dirección técnica de Boca; con él, el excapitán ganó la Copa Libertadores en 2007. Fuente: LA NACION - Crédito: Aníbal Greco

Por otro lado, Sebastián Battaglia podría tener su función inicial como ayudante de campo del nuevo cuerpo técnico: una manera de que el plantel profesional tenga muy cerca al máximo ganador de títulos de la historia de la institución como jugador. ¿A quién acompañaría? Miguel Ángel Russo está un paso adelante de José Pekerman: son dos entrenadores muy queridos por Riquelme, pero el primero tiene el plus de que fue el técnico en aquella última conquista en la Libertadores. Y si este nuevo equipo irá detrás de transmitir el espíritu ganador del pasado con muchos de sus protagonistas... ¿Carlos Bianchi? Será una fuente de consulta permanente para la toma de decisiones.

A su vez, Raúl Cascini y Marcelo Delgado podrían estar muy ligados al trabajo en las divisiones inferiores. Porque, acaso, el proyecto pensado abarca mucho la labor sobre los juveniles: creen que se debe empezar a trabajar mejor en las bases para que Boca les saque réditos no solo desde los números sino también desde sus apariciones en la Primera. Y que a los chicos se les de continuidad, no solo debuten y luego queden en el olvido.

José Pekerman dirigió a Riquelme en el seleccionado mayor, pero también como juvenil: juntos conquistaron el Mundial Sub 20 Malasia 1997.
José Pekerman dirigió a Riquelme en el seleccionado mayor, pero también como juvenil: juntos conquistaron el Mundial Sub 20 Malasia 1997. Fuente: AFP - Crédito: Jochen Luebke

Todos ellos, junto a la nueva cúpula, tienen una manera de pensar con respecto a los ídolos: que sean apoyados y respetados. Por eso, Carlos Tevez tendrá la posibilidad de renovar el contrato que tanto anhela. ¿Refuerzos en el receso? Riquelme tiene como prioridad sumar a su amigo Paolo Guerrero en un contexto en el que aparenta necesaria la incorporación de un centrodelantero de peso: Ábila no tuvo la jerarquía suficiente para disimular la ausencia de Benedetto y no conforma por sus contínuas lesiones. El peruano, en las últimas horas, escribió en su Instagram palabras que sonaron a despedida, especialmente por su agradecimiento "al club Internacional (Porto Alegre) y sus funcionarios por la temporada que tuvimos".

El que está a disposición es Nicolás Gaitán, un viejo conocido del club de la Ribera y del ahora vicepresidente 2°. Falta la aprobación o no desde el nuevo equipo. Y en las últimas horas corrió el rumor de la posible vuelta de Ricardo Centurión, un futbolista que agrada mucho a Riquelme.

Las elecciones sucedieron como se esperaba. Es momento de trabajar para llegar al éxito que esperan los socios con su gran ídolo en el club.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.