River-Boca: lo mejor y lo peor del primer tiempo de la final de la Libertadores

Benedetto y Pavón gritan el gol. Fue el 1-0 para Boca.
Benedetto y Pavón gritan el gol. Fue el 1-0 para Boca. Fuente: Reuters
(0)
9 de diciembre de 2018  • 17:20

LO MEJOR: un gol que puede valer el título

¿Habrá pensado Darío Benedetto en el mano a mano que tuvo con Armani en la final de ida cuando volvió a quedar cara a cara con el arquero de River? Lo haya recordado o no, ahora el delantero de Boca dibujó una definición extraordinaria, arqueando el cuerpo para un lado y definiendo hacia el otro. Un golazo en un ambiente único y un escenario inmejorable: la final de la Copa Libertadores de América.

Fue la culminación de un minuto eléctrico, que había arrancado con una mala salida de Andrada, que River no logró capitalizar. Luego de una serie de rebotes tomó la pelota Nández, que colocó un pase magistral entre Pinola y Maidana para Benedetto. El delantero recortó, dejá a trás a Maidan y se fue al área. Vendría lo mejor.

El golazo de Benedetto.

00:36
Video

LO PEOR: Un relámpago en medio del aburrimiento

Enredos, debates, sospechas y hasta una mudanza precedieron al partido de todos los tiempos. Finalmente cuando los futbolistas pudieron asumir el destino del superclásico de América, terminaron de arruinarlo. Si alguien apostó por un duelo eléctrico en Madrid por la magnitud de la definición, por todos los ribetes rimbombantes que decoraron la antesala, se sentirá estafado. Demasiados temerosos, River y Boca se desafiaron con pelotazos kilométricos.

Sin emociones ni audacia, sin la dinámica que habitualmente recorre la alfombra del estadio Bernabéu, el derby repartió temores. Entre los dos construyeron un cruce tosco y sudoroso. Elemental, demasiado básico para la audiencia global que lo está siguiendo. Apenas por un instante el partido se escapó de su guión gris y sirvió para iluminar el sueño xeneize. Benedetto y un relámpago para desperezar un primer tiempo cubierto de pánico.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.