Partidos por la mañana: un horario que despista a los hinchas, pero que los jugadores conocen bien