La Liga italiana. Roma sufrió, pero mantuvo la punta