Ronaldinho: su caótica visita a Cancún y por qué no fue muy elogioso con Messi

El paso de Ronaldinho por Cancún tuvo varios contratiempos
El paso de Ronaldinho por Cancún tuvo varios contratiempos Crédito: @losexpulsados
(0)
13 de diciembre de 2019  • 09:57

"Lamentable, terrible y hasta con tintes que llevan a considerarlo un fraude". De esa forma catalogó una columna del diario El Universal de México a la visita del ex astro Ronaldinho a Cancún, en el marco de una gira de partidos exhibiciones que convirtió a la ilusión en desesperación, frustración y enojo.

La estadía del brasileño en Cancún incluyó demoras de tres horas en el inicio de una conferencia de prensa, una hora en el arranque de un partido de fútbol-voley y una hora en el comienzo del encuentro en el estadio Andrés Quintana Roo. Todo dentro de un desconcierto absoluto. Además, apenas firmó autógrafos durante nueve minutos (había más de mil personas esperando) y el compromiso corrió riesgo porque los organizadores se demoraron en el pago a Ronaldinho.

El brasileño, que pasó por equipos como Gremio, Barcelona, Milan, PSG y Flamengo, realiza giras alrededor del mundo en lo que se considera su año de despedida. En este marco, trascendió que Ronaldinho cobró 300.000 dólares por su viaje a México. El primer descontento fue en un centro comercial de Cancún, donde se presentó ante doscientas personas en un duelo de fútbol-tenis en una cancha de voleibol. El brasileño estuvo pocos minutos en una mesa en la firma de los autógrafos y apenas se llevaron su recuerdo unas 100 personas. Cuando el ex atacante se retiró del lugar la gente se abalanzó hacia el pasillo de salida, lo que provocó algunos empujones y temor, sobre todo por los niños que se encontraban presentes. De ahí vinieron los primeros sinsabores. "¡Fraude, fraude! Nos engañaron", gritaban los asistentes.

Este era el tercer evento de Ronaldinho en la ciudad dentro de las actividades de su gira de despedida. Allí no le cobraron a los asistentes, a diferencia de los otros dos en los que por poco más de 2 mil pesos mexicanos, la gente pudo convivir con él en una fiesta (el lunes 9 de diciembre) o verlo jugar en la playa (el martes 10 de diciembre).

Finalmente, el amistoso "por la Paz" que iba a jugar el crack brasileño junto con sus amigos y figuras del fútbol mexicano se demoró una hora y media porque no aparecía la plata de los organizadores. Inclusive, algunas personas del público se retiraron de la cancha y hasta pasaron música cristiana para matizar la espera. Cuando se depositó el dinero acordado los futbolistas entraron al terreno de juego para la exhibición. Allí, Ronaldinho jugó 50 minutos y convirtió dos goles para el triunfo 8-4 de su equipo.

Por otro lado, en diálogo con los medios de prensa, el brasileño sorprendió con algunas de sus respuestas en relación con su amigo Lionel Messi. Ronaldinho indicó que es incómodo acentuar al rosarino como el mejor futbolista de la historia. "Me alegro por su nuevo Balón de Oro porque él es un amigo, además de que ha sido un estandarte del Barcelona. No me gustan las comparaciones porque es difícil identificar quién es el mejor de la historia, ahí están Diego Maradona, Pelé, Ronaldo. No puedo decir que Messi sea el mejor de la historia, sí que es el mejor en su época", señaló.

Antes de su despedida de México, Ronaldinho tuvo otra exhibición en el Estadio Centenario de Morelos, centro de México, acompañado del ex futbolista Cuauhtémoc Blanco, Gobernador del Estado. El último partido será en la zona de Zacatepec, a unos 50 kilómetros del centro de Cuernavaca.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.